5 tips para combatir la onicomicosis
16 octubre, 2019
Cuida tus Pies en Temporada de Frío
19 diciembre, 2019

Mantén tus pies cómodos en Navidad

El frío, los zapatos inadecuados y los excesos afectan nuestras extremidades en esta época. Evita problemas y mantén tus pies cómodos en Navidad con estos consejos.

Mantén tus pies cómodos en Navidad

Los meses de invierno son de mucho frío y la piel de los pies estará más sensible que el resto del año. Estarán expuestos a las bajas temperaturas, la humedad y el ajetreo propio de estas fechas. Por lo tanto, nuestras extremidades merecen tratamiento especial en estas fechas.

Tres aspectos fundamentales deben cuidarse en estas fechas: usar zapatos cómodos, mantener los pies calientes y evitar los excesos. Mucha comida y alcohol también puede afectar la salud de las extremidades. Por eso, parte del cuidado de los pies es llevar una dieta saludable. Lo que recomiendan los especialistas es que si se comenten excesos los días de fiesta, el resto comer sano.

¿Cómo cuidar los pies? Recomendaciones generales

Siempre recomendamos utilizar zapatos cómodos. Que sean anchos para que el pie tenga suficiente espacio, pero sin quedar flojo para que no tengas ningún accidente.

Los días de frío llevarás calcetines para mantener los pies calientes, cuando compres botas de invierno, elige una talla más grande. Así al ponértelos no te apretarán.

Escoge calzado de materiales naturales. Estos se adaptan mejor a los pies, son más cómodos, flexibles y permiten que pueda respirar. Los botines y las botas son ideales para estas fechas porque ayudan a mantener la temperatura del pie.

En estos meses aparece la nieve, el agua y el hielo. Evita los resbalones con zapatos de suelas antideslizantes. Esta es una manera de caminar con seguridad. Además deben ser impermeables para que los pies no se mojen, la piel estará más delicada y propensa a la aparición de hongos.

Hidrata los pies todas las noches, justo antes de dormir, para que la piel no se resequen. Y hazte pedicura una vez a la semana para evitar las uñas enterradas.

Una receta fácil para hidratar los pies es usar tu crema especial para los pies, en PODeSUR contamos con ellas, acércate a alguna de nuestras sucursales. Aplícala con movimientos circulares para activar la circulación. Colócate unos calcetines para que el efecto sea mayor. Tus pies se sentirán frescos y se mantendrán suaves.

cómo cuidar los pies en invierno

Cuida los pies después de las fiestas

Las semanas por venir traerán consigo las fiestas. Los pies de mujer son los que más sufren por el uso de tacones durante mucho tiempo. Estos zapatos pueden ser incómodos y provocar daños si no eliges los adecuados.

Que uses zapatos altos durante las fiestas, no quiere decir que tengas que torturar tus pies. Elige unos que sean cómodos y sigue nuestros consejos para usar tacones. Los tacos anchos, tipo wedges y las plataformas con la punta abierta o cerrada son los estilos más recomendables.

Para escoger la altura adecuada del tacón mide tu pie en reposo, desde el talón hasta la bola del pie. La medida será el tamaño del tacón apropiado para ti. Ten en cuenta que mientras más inclinado sea, será más incómodo.

Utiliza un desodorante para los pies para mantenerlos secos. Y aplica un poco de bálsamo para los labios en el borde interno del zapato para evitar las ampollas.

Antes de ponerte los tacones haz ejercicios de estiramiento y repítelos después que te los quites.

Estar mucho tiempo de pie, las caminatas y bailes dejarán tus mis agotados. Para relajarlos colócalos en agua fría durante 15 minutos. O dales un baño relajante con agua y sales.

Al quitarte los zapatos de tacón no te pongas unos planos de inmediato. En cambio, ponte primero unos tacones más bajos, para que el pie se vaya adaptando.

¿Cómo calentar los pies en invierno?

mantener los pies calientes en invierno

La causa principal de los pies fríos es poca circulación de la sangre. Así que para mantener los pies calientes hay estimular la circulación.

Para ello toma 20 minutos de tu tiempo para darles un baño de agua fría y luego caliente. Comienza colocándolos 2 minutos en un recipiente con agua fría, después en otro donde el líquido esté caliente y así hasta que llegues a los 20 minutos. Al final seca bien los pies para que no quede ninguna gota.

También puedes estimular la circulación moviendo las piernas, camina y haz algo de ejercicio. Si estás en la oficina o pasas mucho tiempo sentado hay movimientos con los que puedes ejercitarte. Puedes moverlos hacia arriba y abajo, hacer círculos o colocar una pelota en la planta y deslizarte hacia adelante y hacia atrás.

Las bolsas de agua caliente se pueden derramar y quemarte. Además el cambio de temperatura al que te expones es muy brusco. En lugar de estas, utiliza bolas de calor seco. Estas son unos saquitos de tela rellenas de arroz u otras semillas. Caliéntalas en el microondas y ponlas sobre tus pies por unos minutos.

Otra solución casera para los pies fríos es poner los calcetines cerca del radiador 10 minutos para que se calienten. Luego póntelos para regular la temperatura de tus extremidades.

Utiliza calcetines de fibras naturales como lana y algodón en vez de materiales sintéticos. Los primeros te mantendrán más caliente y cómodo. Además, favorecen la circulación y evitan la sudoración.

Otro truco para calentar los pies es hacer unas plantillas de lana. Si tus zapatos no las tienen, compra un poco de lana y utiliza otra plantilla que tengas. Colócalas dentro de los zapatos y listo.

Mantén los pies secos

Mantener los pies secos es fundamental para evitar hongos y hasta resfriados. Si tus zapatos no son impermeables aplícales algún producto especial. También tienes algunas soluciones caseras como introducir una bolsa plástica antes de ponértelos. La bolsa evitará que el agua que entre al calzado llegue a tus pies.

A dónde vayas lleva un par de calcetines extra, de manera que si los que tienes puesto se mojan te los puedes cambiar. Y no olvides colocar tus plantillas para calentar los pies antes de salir.

Trucos para zapatos en invierno

Hasta ahora hemos hablado sobre cómo cuidar los pies, pero el calzado también sufre en esta temporada. Es necesario darles el cuidado apropiado para que te duren mucho tiempo en buen estado. De lo contrario tendrás que desecharlos al final de la temporada.

Los zapatos de piel son los preferidos por la mayoría en esta fecha por su comodidad y porque ayudan a calentar los pies. Además, su acabado los hace ideal para las fiestas navideñas. Pero tanto usarlos y enfrentarlos a la nieve y la sal hará que se manchen y deterioren.

La solución para estas manchas es simple. Mezcla un poco de agua con bicarbonato de sodio. Aplícalo con un trapo suave sobre la mancha y esta desaparecerá. Si los zapatos son de gamuza usa una goma de borrar y pásala sobre el área afectada.

Otro tipo de calzado muy utilizado en estas fechas son las botas altas. Para que no pierdan su forma cuando no las estés usando, corta un tubo flotador de goma por la mitad y colócalo dentro de cada bota.

Será inevitable que los zapatos se mojen y hasta se llenen barro cuando estés caminando por la calle. Para secarlos colócales algunas bolas de papel periódico dentro. Este se encargará de absorber el agua y dejarlos listos para usar de nuevo.

Con el barro hay otro problema, y es que te ensuciará la casa apenas entres. Para evitar las huellas por todo el suelo ubica cerca de la entrada una bandeja vieja rellena con piedras pequeñas. Al entrar, quítate los zapatos y ponlos sobre las piedras para que escurran. Así solo tendrás que limpiar la bandeja después.

También deberás retirar el barro que quede pegado a los zapatos para que no dañe el material. Hazlo con un paño o cepillo suave, dependiendo del material.

¡No permitas que tus zapatos se deterioren!

A veces no estamos conscientes del daño que hacemos a los zapatos con algunas acciones. Por ejemplo, queremos que se sequen rápido y los colocamos sobre el radiador o muy cerca. Hacer esto es muy dañino para el calzado, hará que el material se deteriore y pierdan la forma. Nunca pongas tus zapatos en una fuente de calor directa.

Dales tiempo suficiente para que sequen. Además, no los utilices dos días seguidos. Rótalos y deja que descansen, así estarás más seguro que están listos para usar de nuevo.

Limpia los zapatos al llegar a tu casa, en especial si ha llovido para evitar que los zapatos se manchen.

Estos son algunos de los cuidados esenciales para tus zapatos y también para sus pies. Son muy sencillos, así que no tienes excusas para no aplicarlos tú también.

Sigue estos consejos y mantén tus pies cómodos en Navidad. Si conoces otros trucos para zapatos en invierno, déjanos un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *